.

.

10.12.09

YO ERA SOLO AQUELLO


Yo era solo aquello
que palpabas con tu mano
sobre quien en la noche sorda
inclinabas tu rostro.

Yo era solo aquello
que tu prefigurabas:
primero un contorno
y luego una silueta.

Eras tu la que
murmurando
en mi oreja con calor
me fuiste creando.

Eras tu la que
sacudiendo velos
en mi boca húmeda
me entregabas la voz
con que te podía llamar.

Yo era simplemente ciego,
surgiendo y escondiéndote tu me
regalaste la vista,
de esa manera se dejan huellas.

Así se crea el universo,
así después de crearlo,
se lo abandona y se lo deja girar
desperdiciando lo regalado.

Así
arrojados en el ardor y en el frío,
en la luz y en la oscuridad,
así gira el globo terráqueo.

No hay comentarios: